Cróncia Montería en El Campillo de Gordillo 2017

ATRAS

Cróncia Montería en El Campillo de Gordillo 2017

Cróncia Montería en El Campillo de Gordillo 2017

Llegábamos a mediados de diciembre y llegaba el momento de montear El Campillo de Gordillo, una montería muy esperada por nuestros cazadores conocedores otros años de los grandes días de caza que hemos pasado en esta finca de la Sierra de San Pedro.

Nos citábamos hoy en el restaurante La Cabaña en la carretera de Cáceres a Badajoz, donde nuestros amigos disfrutaban de un buen desayuno y un café caliente para ir entrando en calor antes de la jornada que se nos presentaba por delante. Un momento solo interrumpido por Jesús que citaba a los comensales a reunirse en torno a él para dar comienzo al sorteo.

Ya sonaban los nombres de las primeras armadas y las frases amigas de “Suerte” mientras iban saliendo hacia la finca nuestros amigos. Se acercaban ya las últimas armadas para cerrar la finca cuando ya se nos comunicaban los primeros lances de la mañana, subiendo aún más el ánimo de todos los monteros.

Todos colocados y listos para escuchar el cerrojazo de los caminos de los perros que precedía a la jauría que inundaba el monte de ladras. Chasquido, chispazo, bombazo, al suelo y lance precioso el que vivía nuestro amigo José Carlos, y sería solo el primero porque viviría hoy un día de esos que a todo cazador se le queda grabado en la mente.

Un tronchar de jara se escuchaba en el monte y José Carlos ya se ponía en alerta, algo pasaba, esa incertidumbre que a los cazadores nos vuelve locos, ¿Qué será?, ¿Creo que lo he escuchado? Chasquido de piedra, ¡si ahí viene algo!, se mueven las jaras, ¡si ahí esta!, José Carlos se prepara para el lance, el venado hace aparición imponente ante el cazador, se arranca al claro en un trotar solemne, José Carlos templa los nervios, apunta, centra el tiro, y suelta un tremendo disparo que culmina un gran lance para gozo de nuestro amigo, que orgulloso de su lance comparte una foto de su trofeo con todos los amigos instantáneamente gracias a las nuevas tecnologías.

Y no acaba aquí la historia, pues José Carlos disfrutaría de algún lance más, incluso dejaría un tercer venado pinchado sin poder ser cobrado al finalizar la montería tras un largo pisteo del que ya se va haciendo fan nuestro amigo José Carlos. Y no sería el único que disfrutaría de más de un lance, unos con más fortuna que otros, pero lo que está claro que en el día de hoy todos disfrutamos en el puesto.

Una gran jornada de montería donde alcanzamos la cifra entre 45 amigos 27 venados y 8 jabalíes, un día excepcional donde todos los componentes de la montería trabajaron como los profesionales que son y acompañados de un buen día de puntería de nuestros cazadores. Chapo por nuestros rehaleros, postores y muleros, y trabajo excepcional en la finca para regalarnos este gran día de caza, enhorabuena a todos por vuestro gran trabajo.

¡Nos vemos de montería amigos!

Categorías: