Crónica Cantillana – Las Llanas 04/01/2015

ATRAS

Crónica Cantillana – Las Llanas 04/01/2015

Después de haber dejado descansar la finca la pasada temporada, porque estaba descendiendo el número de reses, nos dábamos cita en el restaurante de La Montería en Aliseda, por primera vez después de navidades para montear la mancha de Las Llanas de Cantillana.

Después del desayuno de rigor, comenzamos el sorteo, saliendo desde allí las dos armadas de cierre de la finca, sorteando el resto y saliendo hacia el cortijo desde donde irían saliendo el resto de armadas. Para preservar el censo de reses, se había puesto cupo de 1 venado y 1 gamo con la prohibición de tirar ciervas y gamas en la zona abierta de la finca y no se podían tirar gamos ni gamas en las partes cerradas de forestación, para que siga proliferando esta especie cuidada desde hace unos años en la finca.

Con estas premisas nos dirigimos a las armadas, ya por el camino se podían ver partidas de reses en los llanos, muy numerosas, con muchos varetos lo que hace presagiar que para la próxima temporada seguirá cumpliendo la finca, una vez todos colocados se procedió a la suelta de las rehalas, ya antes de la misma se habían escuchado varias detonaciones en las llanas, lo que intuía el movimiento de las “pelotas” hacía distintas armadas, con la suelta de los perros se intensificó el tiroteo, ya que había mucha caza en las forestaciones, donde hubo monteros con varios lances como le ocurrió a Julio Fernández-Trejo abatiendo tres venados o Juan Robledo con dos venados y 1 cierva o Raúl Bachiller con 1 venado de muy buen porte y dos cochinos (1 navajero), pero sin duda lo mejor de la montería fueron los gamos abatidos, estando pendientes de medición, abatidos por Ángel Macías y Jorge y otro agarrado por los perros de Miguel en las mallas.

Los puestos de los llanos disfrutaron por la enorme cantidad de reses que había, aún sin poder tirarlas ya que la organización lo había prohibido, pero la gran cantidad de reses y gamas vistas hacen esperar esta montería para la próxima temporada con la misma ilusión. Terminamos la jornada como siempre con una buena comida del catering La Montería y comentando los lances vividos después de una gran jornada de caza.

Aprovechamos desde aquí para dar las gracias a la propiedad y guardería de la finca, que como siempre se implican en que todo salga lo mejor posible.

Categorías: ,