Crónica Cantillana Riberos 21/11/2015

ATRAS

Crónica Cantillana Riberos 21/11/2015

Llega finales de noviembre y el sábado 21 empezaba a clarear, una fecha marcada en el calendario a hierro y fuego desde el verano en el que se anunciaba en la presentación de nuestro calendario de Monteros del Hito, que sería la fecha elegida para el gran día, la fecha elegida para Cantillana Los Riberos.

Amanecía una mañana despejada con un sol que invitaba a salir al campo a disfrutar del día, ya divisábamos el cortijo de Cantillana La Nueva en el horizonte, ansiosos de volver a encontrarnos con todos nuestros viejos amigos y los nuevos monteros que perpetúan nuestra afición cinegética, fundiéndonos en innumerables abrazos de hermandad nada más entrar por la puerta.

Las sonrisas de los presentes solo se calmaban por momentos durante el desayuno entre cucharada y cucharada de las deliciosas migas que nos tenía preparado el catering en el mismo cortijo. Las historias pasadas de viejos lances sucedidos en estas tierras, ponían si cabe aún más largos los dientes a los jóvenes monteros, que prestaban atención a sus mayores como si vivieran en primera persona aquellos lances.

Una voz rompía el viento y todos atentos al son de Jesús acudieron al lugar reclamado para dar comienzo al sorteo de la montería, donde Jesús hijo daba las últimas instrucciones de la montería recordando como siempre punto por punto para que solo tengamos que preocuparnos por disfrutar de la caza, al finalizar las instrucciones Jesús Carrero padre se retiró la gorra de las alturas para llevársela al pecho, y antes de dar comienzo a su tradicional rezo tuvo un precioso gesto recordando a las víctimas de los atentados de Paris, humillando las cabezas los presentes para hacer honor a nuestros compañeros franceses.

Tras el emotivo homenaje y el rezo obligatorio, se procedió al sorteo de los puestos donde la suerte repartió a cada uno y se dispusieron las primeras armadas a cerrar la finca, mientras los demás monteros esperaban impacientes, y más aún las últimas traviesas, pues sin perros en la finca el tiroteo era ya incesante, adivinando que se acercaba un gran día de montería.

Con las últimas armadas colocadas las rehalas se dispusieron a comenzar su marcha hacia la suelta para dar comienzo oficialmente a la montería, y no hizo falta que saliera el último perro de los remolques para escuchar las primeras ladras y sus consecuentes detonaciones. Conocedores que con la racha de suerte de Melchor más de uno sería de él en el 8 del Sopié de Cantillana, y no nos equivocábamos, pues consiguió abatir nada más y nada menos que 4 venados, solo superado por Carlos en el 5 del Cierre de Cantillana, que rompiendo su mala racha de todo el año la diosa fortuna tuvo a bien recompensarle hoy con 3 venados, 1 gamo y 1 jabalí.

Y no es de extrañar, pues la montería se sucedía sin descanso con lances a cada momento, sin tiempo para girar el cuello a un lado y a otro para recoger los animales que pasaban por cada flanco, y es que hay que estar muy atento para no perder detalle, pues en el más mínimo despiste se te cuela un gamo o el viejo venado. Algo que no sucedió a Raúl Domínguez que atento como una rapaz en el 2 de Mediacacha, abatió 2 venados y 1 gamo.

Un gamo el de Cantillana que es dificilísimo de abatir por los brincos que da a toda velocidad para escaparse de los visores de los monteros, que un alarde de precisión deben estar finos para acertar a este bello animal que despista con sus saltos cortos, pues la velocidad es del doble de la que parece.

Los canes es su vuelta de los riberos escalando por los escarpados cerros del río, dirección al sopié, se encontraron con los 4 venados que marcaba la situación del puesto número 5 del Sopié de Cantillana 2º, ocupado por nuestro amigo José Manuel Caballero, que haciendo valer su destreza consiguió abatir a estos 4 venados.

Las voces de los rehaleros se alzaban al viento para indicar que la montería llegaba a su fin en un increíble día de caza en Cantillana, con una gran cantidad de lances vividos y donde cabe destacar este año el Cierre de Cantillana donde en sus 9 puestos todos los monteros quemaron los cañones de sus rifles, abatiendo 10 venados, 6 jabalíes, 2 gamos y 7 ciervas.

Partimos con una sonrisa de emoción hacia el cortijo para relatar nuestras vivencias a nuestros amigos que nos esperaban para degustar la comida del catering mientras escuchaban atentos nuestros relatos, fundiéndose las historias y leyendas del pasado de Cantillana con las nuevas de hoy haciendo aún más grande la Sierra de San Pedro.

Estábamos probando la última cucharada cuando los primeros remolques empezaron a llegar cargados de ilusiones, con unos venados preciosos que hicieron rápidamente que se formase un corrillo en torno a ellos, con el continuo flasheo de los móviles que querían inmortalizar el gran día vivido, robándole la atención a los majestuosos venados por un instante los bonitos gamos que empezaron a llegar engalanándose para recibir las fotos de los asistentes.

Y así fue durante toda la tarde pues la llegada de trofeos seguía sin descanso, hasta llegar a los 60 Venados, 10 Gamos y 10 Jabalíes abatidos hoy en Cantillana La Nueva en las parte de Los Riberos, en un día perfecto de montería donde todos los asistentes se divirtieron practicando su afición favorita, la caza.

Gracias a todos los asistentes a la montería un día más por la ejemplaridad que demuestran como buenos monteros y dar las gracias a las rehalas, postores y muleros por un trabajo profesional e impecable, nos vemos en la próxima montería amigos.

Categorías: ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies