Crónica La Raposera 09/11/2013

ATRAS

Crónica La Raposera 09/11/2013

Monteábamos la finca Raposeras, el día a pesar de estar un poco frío acompañaba y por ponerle un pero, hacía aire en exceso, lo que dificultaba a veces el oír romper el monte.

Ya en el sorteo por la mañana avisamos a los monteros, que al igual que casi siempre comentamos que debemos respetar las ciervas y se asigna cupo a ciertas armadas para su abate, en la mancha de hoy, teníamos que abatir un buen número de ellas, pues era tal la densidad de cervuno que es incompatible con la ganadería de la finca y el mantenimiento de la corteza vegetal de la misma, por lo que les pedimos que abatieran ciervas grandes, viejas y sin posibilidad de confusión con varetos, con la alegría en la junta de carnes, que las dos peticiones se vieron cumplidas, se abatieron 60 ciervas, una cantidad no muy alta en comparación con la población de la finca y ningún vareto, con lo cual objetivo cumplido.

Debido a esto se escucharon más de 320 detonaciones, que comenzaron mucho antes de soltar los perros, para un resultado final de 21 venados, 9 cochinos y las ya mencionadas 60 ciervas, destacar dos venados de muy buen porte, abatidos por Victor Pinto y Melchor García y un navajero abatido por Chano.

Faltaron algunos guarros más en la mancha, pero la limpieza de parte del monte por un lado y el elevado número de reses que molestan a los cochinos y comen la bellota antes de caer, lo que hace que el guarro no tenga oportunidad de comer por otro, hicieron que descendieran considerablemente. Tuvimos una nueva novia y ya van dos esta temporada, cosa que nos agrada, pues ver los jóvenes monteando es un gusto para quienes sabemos que sin ellos, la montería no tendría futuro.

En definitiva, otro día magnífico monteando entre amigos, que terminó con un exquisito cocido y las copas alrededor de la candela que se hacía necesaria en cuanto se fue el sol.

Agradecer como siempre el trabajo de perreros y auxiliares y mención especial para la propiedad que se preocupa y cuida la finca, para que todo salga lo mejor posible y que nos “convida” a las copas al termino de la montería, y en esta ocasión además con una discoteca improvisada, que hizo que termináramos la noche al son de la música, donde los más dispuestos hicieron sus pinitos a lo Fred Astaire.

Categorías: ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies