Crónica Matapegas 14/11/2004

ATRAS

Crónica Matapegas 14/11/2004

A pesar de que en la mancha había miles de palomas, con lo que implica esto para el furtivismo, no defraudó la mancha, una de las más espectaculares en cuanto a orografía y vegetación se refiere, contando con amplias llanuras con numerosas encinas y alcornoques, mancha nueva de jaras y mancha cerrada de jaras y chaparras que hacen de esta finca un refugio sin igual para los jabalíes que siempre son numerosos y cuentan con la particularidad, de que en esta finca la mayoría son albinos, lo que hace que sea más agradable su caza.

Pues bien la mancha se encontraba atestada de guarros, pero como también había muchas reses, los primeros salían casi siempre de “zorreo” y a los monteros los cogían desprevenidos, lo que hizo que al final el resultado no fuera tan abultado como hacía presagiar por los disparos que sonaban, incluso antes de soltar los perros.

No obstante se abatieron 29 venados magníficos y 13 cochinos, sin destacar ninguno, así como 3 ciervas. Hubo algunas anécdotas curiosas como ocurrió al puesto contiguo al mío, que se le pararon cinco cochinos en medio de un valle y no los vió, hasta que yo les disparé para advertirle de su presencia, pero lo curioso no es esto, sino que mientras esto sucedía, por el lado contrario al lance, me pasó un descomunal guarro, que estos amigos estaban mirando, por lo que o bien nosotros estábamos mirando en direcciones equivocadas o los cochinos nos entraron por los sitios cambiados.

El magnífico día reinante hizo que el día transcurriera en un ambiente muy agradable, con la consiguiente alegría de los monteros ante un buen día de caza y compañía.

Categorías: ,