Crónica Montería en La Almudena 2016

ATRAS

Crónica Montería en La Almudena 2016

Crónica Montería en La Almudena 2016

Comienza a clarear el domingo 16 de octubre y el sol empieza a deslumbrar los riberos de La Almudena y El Horco, donde hoy nos dábamos cita para vivir la gran montería de jabalíes que por segundo año monteábamos.

Nos dábamos un abrazo con los monteros que nos acompañaban una año más en esta montería, deseándonos suerte ante la gran mañana que nos esperaba. Salíamos hacia la finca deseosos de poder empezar con la gran jornada que nos aguardaba por delante.

Encamados, los jabalíes intentaban disimular su presencia para no probar la suerte de los presentes con sus rifles, pero los canes cumplían con su trabajo y como centellas los levantaban para dispersarlos en dirección a los puestos, que comenzaban su atronador ritual de disparos ante tan formidable adversario.

Las piaras de jabalíes amenizaban la mañana poniendo en alerta constante a los monteros, que conseguían ir llevando al suelo a algunos de ellos, con algunos navajeros que ya empezaban a colear entre los monteros. Prueba de ello el puesto nº 1 del Cierre del Pizarroso, donde Manolo Ruano abatió 5 ejemplares de entre las numerosas piaras que decidieron cruzar su puesto, como curiosidad lo ocurrido al puesto nº 6 del Cierre del Horco, donde Pedro Barriga había decidido no tirar un jabalí que veía correr hacia él cruzando el valle, pero cuando llegó a su altura el animal dio un giro brusco y embistió al montero quien después de levantarse apresuradamente de la silla e intentar esquivarlo no tubo más remedio que abatirlo de un certero disparo. Destacar también el puesto nº 6 del Cierre de Palacio Blanco donde Enrique Garrido abatió 2 cochinos mientras degustaba exquisito embutido con Alejo Robledo.

Crónica aparte merece el gran jabalí, si el que se escapó, por eso son grandes, por eso llegan a viejos, por eso nos fascinan los jabalíes. Atento el montero esperando su oportunidad con los jabalíes que correteaban los puestos, y por supuesto atento al tiradero natural sin perder vista. Una atención solo distraída para observar como una vaca pasaba por detrás de la pared de piedra haciendo pensar al montero “fuera bicho, vete paí” y volviendo a centrarse en el tiradero por donde espera los jabalíes. Pero entonces un pensamiento recorre la mente del montero, ¿y esa vaca de donde ha salido?, volviendo su mirada de nuevo a la pared y de un paso largo acercándose a esta para observar tras ella que lo que se alejaba pared adelante era un enorme jabalí que le estaba enseñando ya sus cuartos traseros. El montero sorprendido se apresuró a dirigir su visor hacia el gran jabalí para soltarle un par de disparos, que solo hicieron mella en su orgullo personal, pues el jabalí siguió impasible su marcha perdiéndose fuera de la montería.

Como contrapunto el enorme sin sentido de ciertas personas, que no valoran el trabajo de mucha gente durante todo un año para que todo salga lo mejor posible, y que sin importarle la propiedad privada nos encontramos cazando la caza menor con dos podencos, dentro de una parte de la finca, lo que hizo que los guarros encamados en esa zona de retamas, sin mancha fuerte que los sujete se hubieran levantado y vaciado hacía la finca colindante, por lo que las piaras que allí teníamos contabilizadas no hicieron acto de presencia, desluciendo esa parte de la montería. Al margen de otro suceso lamentable por parte del ganadero de la finca colindante a La Almudena, que se pasó toda la montería con el coche recorriendo las armadas buscando una vaca que no había podido encerrar, molestando a los puestos y cortando la caza que a ellos se dirigía, imposible razonar con esa persona que además del riesgo personal al que se sometió a si mismo, no comprende el enorme daño que hace, agradeciendo desde aquí la comprensión de los monteros afectados que vieron como a pesar de los numerosos intentos no hubo medio de que cesara en su empeño.

Aun perdiéndose el gran jabalí que nos esperara otro año, se abatieron 25 jabalíes entre los que se encontraban un par de bonitos navajeros. Un gran día de jabalíes otro año más en La Almudena, y la próxima temporada continuaremos viviendo esta gran montería entre buenos amigos amantes de la caza del jabalí.

Gracias a todos y nos vemos en El Puntal de Abajo.

Categorías: