Crónica Montería en La Lagartera 2017

ATRAS

Crónica Montería en La Lagartera 2017

Crónica Montería en La Lagartera 2017

El domingo 12 de noviembre volvíamos un año más a La Lagartera a disfrutar de esta montería de jabalíes, que cada temporada nos regala buenos lances y vivencias para recordar en un espacio singular.

Nos reuníamos en Valdesalor para celebrar la reunión con nuestros compañeros monteros, que recargaban energías con las migas y calentaban monteros con el café. Jesús Carrero nos reclamaba para dar comienzo al sorteo e ir dando la orden de marcha de las primeras armadas hacia La Lagartera.

Cerrábamos ya La Lagartera desde las cuchillas a los sopiés, para que Jesús Carrero diera la orden de entrada de las rehalas a la finca, momento en el que ya se empezaban a mover algunos jabalíes. Comenzaba entonces un goteo de disparos que iban incrementándose con la suelta de los perros.

Unos perros que comenzaron con fuerza, dando rienda suelta a su pasión por la caza, arrancando a los jabalíes de sus encames. Unos jabalíes que con el paso del tiempo han aprendido que no tienen que salir del monte, por lo que una y otra vez se cruzan con los perros para evitar salir al claro, jugando el fuerte calor que empezábamos a sufrir a su favor, consiguieron ir ganándole la partida a nuestros valientes perros.

Con el paso de los minutos y la subida del termómetro, nuestras rehalas comenzaban a perder fuelle y los jabalíes se resistían a saltar a los cortaderos. Como hicieran a primera hora con un tremendo navajero que arrancaron de su encame en lo alto de los canchos, corriendo tras su pista por toda la mancha hasta perderlo al final de esta.

Dejaba a los perros atrás, y cuando se calmó la cosa, salió el viejo jabalí tomando el camino de vuelta rodeando la mancha por la cara opuesta, en toda una demostración de astucia, bajó hacia la pared de piedra buscando una escapatoria hacia otra mancha, momento en el que se cruzó con Jesús padre, que le soltó un disparo mientras este tras percatarse de su presencia dió un tremendo salto para traspasar la pared, yéndose de rositas.

Pero la historia no terminaba, pues buscando un regato en su huida se camuflaba y escapaba ya el jabalí, cuando se topó esta vez con Gonzalo, que percatándose de la presencia de tan tremendo jabalí, no dudo en aprovechar la oportunidad que le daba la fortuna. De repente un estruendo invadió las serranías, provocado por el zurriagazo que soltó Gonzalo al viejo jabalí, llevándole al suelo con un certero disparo y cobrando un gran trofeo que no olvidará, en La Lagartera.

Tras esta historia otro gran jabalí se la jugaba a los perros que jugaban en desventaja por el fuerte calor. El gran macareno cogía el camino rápido y bajaba sierra abajo saliendo a un claro desde donde los puestos veían al ejemplar, avisando al puesto de Nacho Parejo que no se había dado cuenta. Cuando cruzó mirada con el tremendo jabalí que se le echaba encima en su traviesa, se echó el rifle a la cara aprovechando la oportunidad, hiriendo al jabalí y dejando un rastro de sangre, que más tarde pistearía sin resultado, volviendo en los próximos días a buscar el trofeo por si hay suerte, pues bien lo merecía.

En las serranías de La Lagartera saltaba por los canchos un navajero que en sus saltos tropezó con Fran, que sorprendido por donde venía el jabalí tardó en reaccionar ante la imagen que contemplaba. Pero la acción fue la correcta, y con firmeza se encaró el rifle para colocar en la cruz al navajero y soltándole un zambombazo que dejo seco al jabalí, otro trofeo más para La Lagartera.

Nos torraba ya el sol cuando se dio por concluida la montería y las caracolas reclamaban a los exhaustos perros que apenas conseguían llegar a los remolques. Gran esfuerzo el de nuestras rehalas por hacernos disfrutar de este día, donde abatimos 17 jabalíes con 3 bocas, con una a la espera de medición, y una más a la espera de ser encontrada y confirmada. Un resultado que se nos queda corto para lo que estamos acostumbrados en esta finca, pero un buen resultado dado el tiempo loco que estamos viviendo esta temporada.

Solo nos queda agradecer a la propiedad y empleados el gran trabajo que realizan en La Lagartera para que disfrutemos de estos días de montería cochinera. Igualmente gracias a nuestros profesionales, desde rehaleros, muleros y postores.

Gracias a todos y nos vemos de montería.

Categorías: ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies