Crónica Montería en La Montera 2017

ATRAS

Crónica Montería en La Montera 2017

Crónica Montería en La Montera 2017

Llego el día, era 11 de noviembre y viajábamos a montear La Montera, nos reuníamos hoy en Casas de Millán donde esperábamos a todos nuestros amigos para disfrutar hoy de una montería con los tres grandes, Venados, Gamos y Muflones.

Hoy Monteros del Hito S.L. reunía a 30 monteros para vivir la experiencia de La Montera, finca ubicada en la comarca de Monfragüe, donde montearemos la parte de los riberos, delimitada la montería desde la carretera hasta el mismo Río Tajo, en una orografía perfecta para la montería española.

Pasaba poco de las ocho de la mañana cuando nuestros amigos ya habían cogido fuerzas con las típicas migas extremeñas y se disponían a reunirse en torno a la mesa del sorteo donde los esperaba Jesús Carrero para comenzar el sorteo, repartiendo a los cazadores por toda la montería y deseando suerte a todos para que disfrutásemos de una gran jornada.

Iba entrando por La Montera la última armada cuando en el contador ya lucían 18 disparos, todos a machos, en un ir y venir de reses que se llevaban todos los disparos de los monteros, que vaciaban sus cargadores con más o menos fortuna.

Fortuna la de nuestro amigo David Gómez, que bien podría acompañar a la selección este mundial para darles suerte, y es que tirando en su juventud de una gran veteranía montera, aprovecho cada lance que vivió en La Montera para reunir un plantel en su puesto de 2 venados, 2 gamos y 1 muflón. Todo un quinteto que reafirma aún más la gran temporada de nuestro amigo, que con esa finura que posee disparando no da tregua en sus lances a todo trofeo que lo desafía en esas carreras por el monte.

Suerte también la que dio Dani a su padre hoy, un día en el que el amigo Melchor se desquito de la mala suerte que arrastraba esta temporada y atrayendo a los animales como manzana prohibida, se lucia en dos lances preciosos de ribero adehesado para cerrar un gran día.

Quieto Dani, se escuchaba en el puesto, y tirando de esa veteranía que demuestran nuestros muchachos, se paralizaron todos en el puesto como estatuas, para que de repente se presentase un incauto gamo que no percibía lo que tenía delante, despacito como dice la canción, subió el rifle Melchor para encarárselo y culminar un lance precioso de gamo, que bien parecía un rececho perfecto.

Dani sería quien alertase de la presencia de un imperioso venado que lucía sus cornamentas por las dehesas de La Montera, rompiendo hacia el puesto de Melchor que templando nervios y sabiendo que si lo fallaba Dani le quitaba el rifle, le soltó tal zurriagazo que dejo seco al gran venado llevando al suelo para que toda la familia pudiese disfrutar de un gran trofeo poniendo el broche final al día.

Mientras tanto por otros derroteros nuestro amigo Guillermo se intentaba hacer a ese trote que hace que los gamos desquicien a los monteros, seguía la estela del gamo intentando crear una trayectoria que le facilitase adivinar cuál sería el siguiente movimiento, pero el gamo es traicionero, y cuando iba a soltarle el zambombazo, pego ese saltito final que hizo que le pegase mal y herido traspasara el viso perdiéndose de la vista de Guillermo y haciéndole recomerse por dentro, pero el gamo estaba pegado y no iría muy lejos, pues fue rematado por el siguiente puesto para que nuestro amigo culminara su lance y disfrutase de su trofeo.

Historia la que vivía nuestro amigo Manu Barreno, que tras vivir una gran cantidad de lances, de descargarles todas las balas, de maldecir su mala puntería mientras se escapaban venados y gamos, se dio cuenta que el que fallaba no era él, era el rifle. Y tanto es así que tiro rápidamente el rifle al suelo y saco la escopeta que llevaba por si le fallaba el rifle, y bien que hizo, pues fue sacar la escopeta y haciendo alarde de esa puntería que tenemos desde chico con la escopeta, le soltó un impresionante y certero disparo a un gamo que no pudo hacer sino rendirse ante Manu y darle la razón, la puntería la tiene bien.

Simplemente impresionante el día vivido en La Montera, con multitud de lances y vivencias que quedaran para el recuerdo, y entraran a formar parte de la historia de la montería española. Y es que en este gran día con 30 puestos hemos abatido 14 Venados con ejemplares de muy buen porte y cuernas gruesas, 13 Gamos con trofeos muy bonitos, y 4 muflones con un trofeo digno de La Montera. Además de las hembras de gestión para mantener un equilibrio en la finca ya muy cargada de gamas.

Gracias a la propiedad por regalarnos este espacio cinegético tan hermoso, a Miguel Ángel Marcos, Eusebio y sus compañeros por su gran gestión continua por mantener una gran finca de caza que nos depara cada temporada grandes alegrías, igualmente agradecer la labor de rehaleros, postores, y muleros por su trabajo profesional para que disfrutemos de una gran jornada

Categorías: ,