Crónica Montería en Matapegas 2016

ATRAS

Crónica Montería en Matapegas 2016

Crónica Montería en Matapegas 2016

Ultima montería de octubre, monteábamos Matapegas, la gran finca que cada año da tantas alegrías a nuestros monteros, monteros que viene desde toda Europa a disfrutar de una de las grandes monterías de venados de la Sierra de San Pedro.

Amanecía placido el día entre previsiones de fuerte calor, un calor que empezó a notarse entre los amigos que nos reuníamos un fin de semana más, entre historias y risas amenizábamos la mañana entre bocado y bocado de las deliciosas migas, cuando una voz inundo el ambiente para avisar del comienzo del sorteo.

Esos nombres tradicionales de las armadas de Matapegas empezaban a dar las primeras alegrías entre los presentes, que comenzaban a arrancar sus todoterrenos poniendo rumbo a la finca. Todos ordenados como orquesta sinfónica a la espera de que el director de el golpe de batuta.

Una orden y los valientes canes saltan en jauría movidos por su pasión por la caza, los monteros aprietan fuertemente sus rifles y ponen toda su atención a sus tiraderos. Los animales empiezan a moverse y los primeros disparos empiezan a inundar la finca, donde los venados se hacían de rogar, apretando a las hembras para que sean ellas, conocedoras de que hoy las balas no van con ellas, las que primero salieran huyendo del insistente rastreo de las rehalas.

Fuerte calor el que estaban soportando nuestras rehalas en este día, haciendo que las fuerzas flaquearan entre nuestros preciados perros, pese a las condiciones de trabajo la casta de nuestros canes hacía que no desfallecieran y cumplieran con su cometido, con mención especial al gran jabalí que nuestro amigo José Luis lleva ya varios años grabando como se escapaba de los puestos, pero este año no eligió bien la salida de su huida, topándose con nuestro amigo Saúl que tras la primera sorpresa ante el inmenso y viejo jabalí, encaro su rifle rápidamente hacia el claro por donde nuestro viejo amigo salió en busca de una nueva mancha donde refugiarse.

Un disparo atronador inundo el valle, repitiéndose como campanadas de iglesia que se llevan toda la atención de los presentes, y fue una de estas campanadas las que anuncio el fin de la larga vida de este jabalí que a tantos monteros había sorteado durante su vida. Atónito nuestro amigo Saul se pellizcaba para cerciorarse de lo que acababa de suceder era realidad, había vivido un lance increíble a un tremendo jabalí, que tras medición de nuestro taxidermista Ruano, arrojo una puntuación de 110,55 puntos siendo nada más y nada menos que un medalla de oro, una gran noticia que añadió aún más alegría a nuestro amigo.

Destacar también el puesto nº 5 del regato de las cabañas, donde el amigo Paco Santos abatió dos venados y dos cochinos, o el 6 de esa misma armada donde Miguel Ballester dió cuenta de otros dos venados, o el nº 3 del cierre de Melenas donde Jacobo Rodríguez Díaz de Villegas abatió otro par de venados, ganándole por la mano a su hermano Álvaro que en el 9 de la traviesa de la solana, sólo pudo abatir uno, y así hasta el resultado final que de habernos dado tregua el inmenso calor hubiera sido sin lugar a dudas más numeroso en cuanto a jabalíes se refiere ya que había muchos en la mancha que no salieron por el asfixiante día que nos tocó.

Llegaba la hora de desviar nuestra atención al lugar donde las caracolas alzadas al viento anunciaban el final de la montería, dando paso al momento de los recuerdos fotográficos con los trofeos, y de emprender la marcha a la comida donde todos los amigos monteros se reunían para contar sus anécdotas de la jornada.

Una jornada que se saldó con 20 venados entre los que se encontrabas bonitos ejemplares, 12 jabalíes con el oro de Saul, y cuatro ciervas de gestión. Una jornada que quedará en el recuerdo de mi hijo al que hicimos novio con un venado que abatió junto a su abuelo, y que le llenó de alegría tanto como a él, la misma que tuve yo cuando al pasar por su puesto batiendo con los perros, me enseñaron el venado abatido por él, con su hermana mayor también como testigo. Ya a pasado a formar parte del grupo de monteros del hito, con su noviazgo de sangre. Enhorabuena hijo.

Solo nos queda dar las gracias a todos los que hacéis posible que vivamos nuestra pasión montera, y a los afortunados que nos acompañéis en la montería que realizaremos el 15 de enero en esta finca sólo a jabalíes en la sierra, y donde esperamos sacar algunos buenos jabalíes más.

Gracias y nos vemos de montería.

Categorías:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies