Crónica Montería en Valdesauce – Las Llanas 2017

ATRAS

Crónica Montería en Valdesauce – Las Llanas 2017

Crónica Montería en Valdesauce – Las Llanas 2017

El domingo 22 de octubre volvíamos una temporada más a Valdesauce a disfrutar de la montería en la parte de Las Llanas, en una de las monterías más espectaculares en un entorno idílico para la caza.

Nos citaba una vez más Jesús Carrero en el restaurante La Montería de Aliseda para celebrar el sorteo a las ocho de la mañana, hora que ya se ha convertido en una tradición esta temporada por el fuerte calor que venimos sufriendo.

Degustaban los monteros la última cucharada de migas cuando Jesús nos reclamaba para dar comienzo al sorteo e ir mandando a Valdesauce a las primeras armada encargadas de ir cerrando la finca, donde ya en su llegada tenían que ir sacando rápido los rifles para disfrutar de los primeros lances.

Sin tiempo para sentarse se recibía a las rehalas que iban introduciéndose en sus remolques en Valdesauce alertando a los venados de lo que estaba a punto de acontecer, y es que con el primer toque de caracola se intensificó el ritmo de disparos por toda la finca, sucediéndose lances por todas las armadas.

Las rehalas empujaban a los jabalíes a saltar el cortadero y que se enfrentasen a los monteros que les esperaban impacientes, entre estos lances de jabalíes los perros dirigieron sus miradas y finos olfatos hacia un olor conocido, el de un gran venado, lanzando sus carreras hacia la ubicación de este y arrancarlo de las garras del monte de Valdesauce.

Rompía ya el gran venado acosado por los perros, que emprendió su huida intentando sortear los puestos como ya habrá hecho en antañas ocasiones. Pero en esta ocasión se tropezó con un hábil montero que no le dio la oportunidad de escapar, y con un certero disparo consiguió fulminar esa imponente fuerza de la que presumía, cayendo desplomado al duro y seco suelo de Valdesauce.

Tremendo ejemplar el que se encontró nuestro amigo cuando contemplo el trofeo que acababa de abatir, un venado que a espera de medición es casi seguro que se meterá en las medallas.

Mientras tanto por todo Valdesauce se sucedían más lances con más y menos fortuna, con alegrías y frustraciones por esos fallos inexplicables que hacen de la caza una de las pasiones más fuertes de la vida.

Sabor agridulce en ésta montería por la cantidad de reses y cochinos que albergaba su mancha, pero que el intenso calor hizo que no pudieran sacarlos hasta las posturas los perros, a pesar del excelente trabajo de rehaleros y guías que con más corazón que otra cosa, iban y venían a los encames, pero casi en soledad, pues lo perros ya no podían seguir a los rehaleros, buena prueba de ello, es que recogiendo la caza en las armadas se vieron casi más ejemplares vivos comiendo que los que habíamos conseguido abatir. En fin , allí quedaran para el año que viene hacer las delicias de los monteros que nos acompañen.

Aún así, en este buen día de montería tras llegar todos los trofeos a la junta de reunión en el cortijo de Valdesauce, se contaron 23 Venados con un posible medalla y bonitos ejemplares, 8 jabalíes con algún navajero y 12 ciervas de gestión.

Terminamos aquí este gran día en Valdesauce donde agradecemos la gran labor de todos los que hacéis posible este sueño, desde propiedad a postores, rehaleros y muleros, gracias a todos por hacernos disfrutar de la auténtica montería española.

Gracias a todos y viva la caza.

Categorías: , ,